¿Dolor en las articulaciones?

Haelspore

¿Dolor en las articulaciones?
El dolor en las articulaciones aparece por muchos motivos y suele deberse a la combinación de varias causas. Con la edad aumenta el riesgo de padecer dolor en las articulaciones. A medida que crecemos, las articulaciones y los músculos se debilitan debido a que las personas mayores no utilizan sus músculos y articulaciones tan activamente como los jóvenes. La fuerza muscular es un factor importante para evitar el dolor en las articulaciones. Los músculos sirven de apoyo para las articulaciones y la falta de ejercicio puede ser una causa contribuyente al dolor en las articulaciones.
Muchas personas creen erróneamente que el dolor en las articulaciones siempre está asociado al trabajo físico. Sin embargo, si se ejerce mucha presión de forma persistente en la misma articulación durante años, se crea un riesgo severo en la función articular.
Si se repite el mismo movimiento en un período corto de tiempo, como por ejemplo escardar el jardín o pintar techos, se sentirán los efectos de la presión rápidamente. Lo mismo ocurre cuando se realizan las mismas actividades de forma repetida en el trabajo, como por ejemplo usar el ratón del ordenador.
Los hombres y las mujeres desarrollan dolor en las articulaciones pero existen diferencias respecto a qué articulaciones están afectadas. Los hombres suelen tener más dolor en la cadera mientras que las mujeres suelen tener más dolor en las articulaciones de las rodillas y los dedos.
La presión en las articulaciones aumenta con el peso de la persona. Si padeces sobrepeso, puede ser beneficioso perder algunos kilos para así reducir el riesgo de dolor en las articulaciones que soportan el peso. Las personas con sobrepeso suelen tener dolor en las rodillas.
Consulta con el médico si tienes alguno de los siguientes síntomas:

  • La rodilla «cruje» al doblarla
  • Te cuesta doblar y estirar los dedos de las manos
  • Te cuesta sujetar cosas en la mano
  • Las articulaciones se vuelven rígidas al estar sentado o acostado en la misma posición durante algún tiempo
  • Temperatura alta pero ningún síntoma de gripe
  • Pérdida inexplicada de peso de 5 kg o más
  • El dolor dura más de tres días

También deberías consultar con el médico si tienes un dolor inexplicado en las articulaciones, sobre todo si estos síntomas se suman a otros síntomas que aparecen sin motivo aparente. El médico a veces recomienda consultar con un fisioterapeuta para ayudar a aliviar el dolor en las articulaciones. Puede ser necesario realizar un procedimiento clínico llamado artrocentesis o aspiración de la articulación para conseguir líquido articular de la zona afectada.

Las causas del dolor en las articulaciones

El dolor articular tiene muchas causas diferentes:

  • Osteoartritis (enfermedad degenerativa de las articulaciones)
  • Artritis reumatoide
  • LES (lupus)
  • Inflamación de la bursa
  • Rodilla de corredor (chondromalacia patellae)
  • Infección del hueso (osteomielitis)
  • Infección de la articulación (artritis séptica)
  • Inflamación del tendón (tendinitis)
  • Tensión inusual o persistente

 

Ciertas enfermedades infecciosas pueden causar dolor en las articulaciones:

  • Virus de Epstein-Barr
  • Inflamación del hígado (hepatitis)
  • Gripe
  • Enfermedad de Lyme (borrelia)
  • Parvovirosis
  • Fiebre reumática
  • Sarampión
  • Rubéola
  • Varicela

 

Si el dolor articular no está asociado con artritis, reumatismo o gota, es importante descansar y hacer ejercicio. Moja con agua caliente las articulaciones de forma frecuente y masajea y estira las articulaciones y los músculos continuamente.
La medicación antiinflamatoria (AINE) por lo frecuente puede aliviar el dolor, la hinchazón y el dolor en las articulaciones. No dudes en consultar con el médico.

 

¿Qué puedes hacer para aliviar el dolor muscular y articular?

  • ¡No estés quieto! Cuanto más te mueves, más flexibilidad aportas a los músculos y articulaciones. Varias clientas declaran que realizar actividad física regular y mantener el peso ayuda a minimizar el dolor. El médico o fisioterapeuta puede darte ejercicios que te ayuden. Si alguno de estos ejercicios causa tensión a las articulaciones, puedes usar un apoyo o aparato ortopédico para la articulación con la finalidad de proteger así la articulación afectada. Los aparatos ortopédicos contribuyen a dar temperatura a la articulación y le proporcionan apoyo. Elige ejercicios suaves que sean apropiados para las articulaciones que cargan con peso, como el ciclismo o nadar. Los ejercicios en los que se usan los huesos pueden mejorar la absorción del calcio. Consulta con un entrenador, fisioterapeuta o con el médico sobre los ejercicios más apropiados para ti. Si ya haces ejercicio, céntrate en fortalecer los músculos que rodean las articulaciones. Los músculos estabilizan las articulaciones y reducen la tensión sobre ellos. Evita entrenar los músculos con movimientos repetidos de forma rápida. Recuerda cambiar de posición frecuentemente cuando estés sentado. Levántate y camina. Por ejemplo, ¡deja de usar el mando de la TV!
  • Ejercicios de estiramiento y relajación: si notas rigidez y dolor en las articulaciones al despertar, se recomienda una rutina de ejercicios de mañana.
  • Dormir: dormir demasiado poco o tener hábitos de sueño inadecuados pueden afectar al umbral del dolor. Si estás cansado, el dolor y el malestar aumentan.
  • Controla la ingesta de vitaminas. La vitamina D es especialmente importante para la salud muscular y articular.
  • Analgésicos: los analgésicos pueden ser beneficiosos para algunas personas. Algunas personas toman analgésicos antes de hacer ejercicio y antes del sexo. Los analgésicos pueden aliviar el dolor durante varias horas y de esta manera darte libertad para disfrutar de la vida. Si los analgésicos no surten efecto, prueba a usar ungüento analgésico.
  • Respirar: las personas que padecen dolor suelen notar que su respiración es rápida y poco profunda. Existen ejercicios de respiración profunda en internet que pueden ser útiles.

Si te centras en alinear los pies a su posición natural, se corrige la presión en las articulaciones, en particular los tobillos, rodillas, cadera y la columna vertebral. Cuando los pies y tobillos estén alineados en sus posiciones de equilibrio naturales, las rodillas, cadera y hombros también se alinean automáticamente. Una correcta alineación a menudo conlleva un buen alivio del dolor y elimina la presión innecesaria en los músculos, articulaciones, huesos y ligamentos, debido a que en un cuerpo alineado el peso corporal se equilibra de forma óptima. También deberías evitar las almohadillas de compresión, cuñas y apoyos para el arco convencionales, ya que una buena alineación también asegura una movilidad sana en los músculos bajo el pie. Los pies pueden trabajar de forma más natural usando todos sus músculos, lo que también puede paliar los antepiés hundidos. Muchos tipos de calzado moderno tienen una suela plana y tacón, lo que provoca que los pies no se muevan de forma óptima o correcta. Embutimos los pies en los zapatos, lo que causa problemas con el tiempo. Por ejemplo, los músculos de la pierna que estabilizan el cuerpo mientras caminamos se vuelven más débiles. Nuestras articulaciones también pueden estar expuestas a una tensión inadecuada que provoca la aparición de enfermedades degenerativas articulares. Existen muchas razones para llevar calzado con propiedades amortiguadoras o plantillas con una base suave y amortiguadora. Si haces paseos largos, asegúrate de caminar en terrenos blandos, como zonas boscosas en vez de asfalto.

¿Cómo puede ayudarte Align Footwear?

Lamentablemente no podemos eliminar la artritis, pero nuestras plantillas pueden aliviar el dolor asociado con el trastorno artrítico. Nuestras plantillas regulan la posición del pie y alinean el cuerpo para conseguir una posición más recta y natural, suavizan la tensión en los músculos y articulaciones y ofrecen alivio del dolor en todo el cuerpo.
Prueba las plantillas Align Footwear®. Estimulan tu cuerpo para utilizar óptimamente los músculos y aliviar la presión innecesaria y la tensión en las articulaciones de las piernas, la columna vertebral y el cuello.
Las plantillas Align Footwear® son únicas. No existe un producto semejante en el mercado. Es fundamental no colocar un arco artificial debajo del pie, sino ajustar la posición del tobillo y optimizar las condiciones físicas para permitir que los músculos del pie se muevan de forma natural. Contamos con opiniones de clientes acostumbrados a estar de pie o caminar más de 10 horas al día. Ellos nos cuentan que después de llevar puestas las plantillas Align Footwear® durante un tiempo, acaban sintiendo poco o ningún dolor. Lo mismo ocurre con pacientes con artritis. Lee testimonios en nuestra página de Facebook.
Te recomendamos que le des una oportunidad a las plantillas Align Footwear®. Prueba nuestras plantillas Align Footwear® en tus pies. Puedes probar las plantillas durante 60 días. Si no estás satisfecho con el efecto conseguido, devuélvenos las plantillas y te reembolsaremos por completo los 54 euros de su coste.


Política de reembolso de 60 días

Garantía de devolución monetaria

Ring til Mette Fly hvis du har spørgsmål

¿Tienes alguna pregunta?

Llámanos al +45 22 633 633
o mándanos un correo a contactenos@alignfootwear.es