¿Lesión deportiva? – el camino hacia una recuperación efectiva

Haelspore
Si has tenido la mala suerte de contraer una lesión deportiva, es importante que hagas la recuperación de forma correcta desde el primer día.
Infórmate aquí sobre cómo comenzar correctamente para conseguir una recuperación rápida y prevenir su reaparición y nuevas lesiones.
En muchos casos, las lesiones deportivas se producen debido a la tensión que aparece por culpa de un entrenamiento incorrecto o excesivo. Otras lesiones pueden ser esguinces, desgarros musculares, etc.Cualquier persona puede contraer una lesión deportiva, incluso aunque estén en forma. Cambiar a una nueva disciplina que crea una tensión diferente en los músculos y ligamentos que el deporte anterior hace que sea más probable contraer una lesión.
Muchas lesiones deportivas se deben a calentamientos no adecuados.
Las lesiones aparecen al incrementar la tensión sobre el cuerpo, al hacer ejercicio de forma más intensa a lo acostumbrado o por un golpe o torsión repentino. También es necesario tener en cuenta si una lesión pudo haber sido causada por un equipamiento inapropiado (como zapatos), apoyo inadecuado o una técnica incorrecta.

Indlægssåler - Plantar fasciitis

  • ¡Más de 300.000 clientes no pueden estar equivocados!
  • Eficaz contra el tendón de Aquiles
  • Satisfacción completa o devolución de dinero

Solamente 69€

Cómo tratar una lesión deportiva

Si tienes una lesión deportiva, debes tomártelo con calma. No intentes volver a la actividad demasiado pronto. Los esguinces y las lesiones en los músculos y huesos pueden volverse mucho más graves si continúas practicando actividades deportivas físicas. Si solo tienes un rasguño o un arañazo, puedes vendarlo y seguir haciendo deporte.

La mayoría de las lesiones deportivas se pueden tratar de forma segura en casa siguiendo el procedimiento RICE:

  • Reposo
  • Hielo
  • Compresión
  • Elevación

Ondt eller øm i hælen

Sin embargo, si el dolor no desaparece en unos días, deberías consultar con el médico para tener una evaluación exhaustiva de la lesión.Si tienes dolor severo e hinchazón de forma inmediata tras la lesión, deberías hablar con algún médico para comprobar que no exista ningún daño grave en la articulación, hueso o ligamento. Si escuchas un chasquido o un sonido de rotura, es fundamental consultar con el médico de forma inmediata.

Las lesiones de las articulaciones, huesos y músculos se examinan con rayos X, o con un TAC, una resonancia magnética o una ecografía.
Muchas lesiones deportivas requieren un período de rehabilitación para restablecer la fuerza y la estabilidad de los músculos y las articulaciones después de que se haya curado la lesión.

Si la misma lesión aparece de forma continuada, puede que tengas que dejar de practicar ese deporte para siempre. Con frecuencia, el tejido dañado se vuelve más débil tras curarse y por tanto existe un mayor riesgo de nueva lesión del mismo tipo. Después de una lesión, hay un riesgo incrementado de desarrollar osteoartritis.
Si se combina el reposo con una rehabilitación sensata, se puede fortalecer la articulación, músculo o hueso dañado.

Esto quiere decir que se debe guardar reposo tras la lesión de un músculo, tendón, ligamento o hueso, pero también se deben hacer ejercicios que fortalezcan el tejido afectado para que sea más fuerte que antes de haber padecido dicha lesión. Puede que tengas que asumir que la rehabilitación va a llevar más tiempo que el del entrenamiento antes de que la lesión apareciese.

Para conseguir unos mejores resultados, consulta con tu fisioterapeuta, doctor o especialista. El programa de rehabilitación debería combinar:

  • Entrenamiento físico (cardio)
  • Entrenamiento de fuerza y flexibilidad
  • Ejercicios específicos que tratan la parte lesionada del cuerpo

Como norma general, se puede esperar la siguiente rutina para un programa de rehabilitación:

1) 4 semanas de entrenamiento para mejorar la fuerza muscular
2) 4 meses de entrenamiento para mejorar la fuerza ósea
3) 8 meses de entrenamiento para mejorar la fuerza de tendones y ligamentos.

Si padeces una lesión por tensión, es frecuente que el dolor no aparezca hasta varias horas después de sufrir la lesión, es decir, hasta la noche o la mañana siguiente. ¡Ten esto en cuenta! Es una señal importante de que el tejido ha estado expuesto a más presión de la que puede soportar y que ha aparecido una lesión.
En algunos casos, si se replantea el programa de entrenamiento, puede que solo hagan falta unos días de reposo y ejercicios específicos para que los síntomas desaparezcan. Si no cambias el régimen de entrenamiento, la tensión continuará y en unos días o meses se producirá una lesión más crónica y a largo plazo que puede volverse más dolorosa y acabar siendo irreversible.Para evitar las lesiones, es importante comprobar que el equipamiento deportivo proporcione un apoyo adecuado y sea cómodo de llevar. Al centrarse en alinear los pies para conseguir su posición natural, se corrige la presión en las articulaciones, en particular los tobillos, rodillas, cadera y la columna vertebral. Cuando los pies y los tobillos están alineados en una posición de equilibrio natural, las rodillas, cadera y hombros también se alinean automáticamente. Una buena alineación consigue con mucha frecuencia una gran pérdida del dolor. Una buena alineación también elimina cualquier tensión innecesaria de los músculos, articulaciones, huesos y ligamentos, debido a que en un cuerpo alineado el peso corporal se equilibra de forma óptima. Asimismo, puedes evitar las almohadillas de compresión, cuñas y soportes para el arco tradicionales, ya que la buena alineación también asegura que existe una movilidad saludable en los músculos bajo el pie. Los pies pueden trabajar de forma más natural usando todos sus músculos, lo que también puede paliar los pies hundidos. Todo ello ayuda a prevenir las lesiones deportivas y promueve la rehabilitación.

Align Footwear
Para un rendimiento óptimo, las plantillas Align Footwear® disponen de los puntos triplanares, patentados internacionalmente, que optimizan el control, la estabilidad y el contacto entre los pies y el suelo. Las plantillas Align Footwear® trabajan con el pie y crean las mejores condiciones de funcionamiento posibles para los músculos y ligamentos de la pantorrilla, tobillo y pie y además aseguran que funcionen de la forma más natural posible al realizar movimientos del pie.Entre otros factores, las plantillas son el resultado de una investigación biomecánica intensiva en lo referente a la cadena cinética. Nuestra investigación ha generado nuevos datos sobre cómo se distribuye la presión a través de la suela del pie en diferentes tipos de pie (los pronadores, los neutrales y los supinadores).

Con nuestra investigación en desarrollo hemos creado una plantilla que utiliza las propias funciones amortiguadoras del pie y su capacidad para generar movimiento hacia delante. Las plantillas se centran en corregir la posición del talón para que de esta manera la rodilla, cadera y hombros también consigan una posición equilibrada y natural. El diseño por capas de nuestras plantillas implica que existan diferentes grados de dureza en la zona exterior y zona media de la suela del zapato para así optimizar el contacto con el suelo, estabilizando y alineando de forma óptima el cuerpo.


Política de reembolso de 60 días

¡Si no estás satisfecho te devolvemos el dinero!

Ring til Mette Fly hvis du har spørgsmål

¿Tienes alguna pregunta?

Llámanos al +45 22 633 633
o mándanos un correo a contactenos@alignfootwear.es