Tendón de Aquiles

Cómo aliviar el dolor

El tendón de Aquiles es el ligamento más grande y fuerte del cuerpo. Se trata de una banda elástica entre el músculo de la pantorrilla y el hueso del talón. El tendón de Aquiles es fundamental porque nos permite doblar y estirar el pie y por tanto tiene gran importancia en la movilidad. Con cada paso, el tendón de Aquiles soporta todo nuestro peso. Puede soportar fuerzas inmensas aunque solo tenga 0,5 centímetros de ancho.

Dependiendo de la velocidad de movimiento, la longitud del paso, el suelo y de si el peso se carga o se empuja el tendón de Aquiles puede estar expuesto a fuerzas a veces mucho mayores a las del peso corporal de la persona, de hecho, ¡en ocasiones hasta diez veces su peso corporal!

Una inflamación en el tendón de Aquiles que conecta los músculos de la pantorrilla y el hueso del talón. El tendón de Aquiles es el ligamento más grande y fuerte del cuerpo.
Una inflamación en el tendón de Aquiles suele ser una lesión por esfuerzo relacionada con correr o con otros deportes, ya que es el resultado de actividades que sobrecargan el tendón de Aquiles y los músculos de la pantorrilla.

En la mayoría de los casos, un tendón de Aquiles inflamado se puede tratar de forma relativamente simple en casa. Lo más común es que se requiera un cuidado persistente para prevenir la recurrencia de la inflamación.
Sin embargo, en casos severos, el tendón de Aquiles puede romperse o fracturarse y será necesario realizar cirugía para reparar el tejido dañado del ligamento.
Si tienes un tendón de Aquiles inflamado o sobrecargado, el proceso de curación suele ser doloroso y puede durar meses. Infórmate sobre qué causa dolor y cómo puedes aliviarlo:

  • Síntomas
  • Causas
  • Tratamiento y prevención
  • Align Footwear

Indlægssåler - Plantar fasciitis

  • ¡Más de 100.000 clientes no pueden estar equivocados!
  • Eficaz contra el tendón de aquiles
  • Satisfacción completa durante 60 días o devolución del dinero

Sólo 54€

¿Cuáles son los síntomas de una inflamación en el tendón de Aquiles?

Los síntomas de una inflamación en el tendón de Aquiles son variados y el nivel de dolor depende de cada caso.
Los siguientes síntomas pueden indicar que tienes un tendón de Aquiles inflamado:

  • Sensibilidad o dolor leve en la zona posterior de la pierna y en el talón después de correr o realizar otras actividades deportivas
  • Casos de dolor más severo relacionados con carreras más largas o entrenamiento intensivo (como esprint) .
  • Sensibilidad o rigidez, sobre todo por la mañana, que mejora en respuesta a una actividad suave
  • Una pequeña hinchazón o bulto en el tendón de Aquiles
  • El tendón de Aquiles cruje al moverse
  • Falta de fuerza o pesadez en la pantorrilla.

Si tienes una inflamación es importante descansar. Si no descansas, una inflamación regular puede desembocar en una condición crónica.

El dolor puede desplazarse directamente desde el tendón de Aquiles o desde el hueso a uno o los dos lados del tendón de Aquiles. La ubicación del dolor depende, por ejemplo, de la tensión que estaba sufriendo el pie y del tipo de movimiento provocó esa tensión.

¿Qué causa inflamación en el tendón de Aquiles?

Una serie de factores pueden causar sensibilidad en el tendón de Aquiles. Infórmate sobre las causas más comunes:
El esfuerzo repetitivo en el músculo de la pantorrilla combinado con una falta de fuerza/rehabilitación o restitución puede causar distensión en la pantorrilla, lo que a su vez puede causar dolor en el tendón de Aquiles.
Los siguientes factores pueden ser la causa específica o un factor contribuyente cuando se padece una lesión en el tendón de Aquiles:

Sobreesfuerzo, como al correr más distancia o más rápido de lo normal.
Tensión, como tendones de Aquiles cortos o tensos o músculos de la pantorrilla.
Piernas de diferente longitud.
Calzado no adecuado (si los zapatos son muy grandes o muy pequeños, si están desgastados…).
Distensión en el tendón de Aquiles debido a un movimiento repentino, una caída o algo similar.

En muchos casos, con una pausa se puede conseguir una mejora. Sin embargo, una pausa pocas veces resuelve la causa de la sensibilidad o el dolor en o alrededor del tendón de Aquiles. Si deseas acabar con las causas por las que padeces la lesión del tendón de Aquiles, deberías examinar todo el cuerpo. La irritación o el dolor en el tendón de Aquiles suele ser una señal de que una articulación o más se mueven de forma incorrecta. La causa de la alineación incorrecta debería ser identificada y tratada antes de seguir entrenando. No puedes escapar de un tendón de Aquiles inflamado y es fundamental no ignorar el dolor, ya que es una señal de que hay algo que no funciona en tu cuerpo. Si ignoras las advertencias, puede que el daño acabe siendo crónico. Con una lesión crónica, el tejido puede necesitar tanto como 9 o 12 meses para curarse antes de que vuelva a funcionar correctamente.

Si te han realizado un reconocimiento médico y la causa de la sensibilidad en el tendón de Aquiles no se corresponde a una flexibilidad inadecuada, puede que unos zapatos de correr no apropiados sean la causa de las dificultades. Si has reemplazado recientemente un tipo de zapato para correr por otro, dicho cambio puede cambiar ligeramente el peso en las pantorrillas. El cambio puede causar irritación que a su vez provoca una inflamación en el tendón de Aquiles. Si cambias a un terreno más duro al correr, como por ejemplo asfalto, el choque contra el suelo diferente también puede ser un factor que afecte.

La inflamación crónica del tendón de Aquiles es una lesión deportiva muy común. Si no sigues las indicaciones de tu médico, te arriesgas a que el dolor acabe siendo crónico. La inflamación crónica del tendón de Aquiles puede ser causada por cualquiera de las siguientes situaciones:

  • La sensibilidad/dolor en el tendón de Aquiles puede ser insoportable. Muchos corredores piensan que pueden continuar corriendo y que el dolor desaparecerá, lo cual es una idea terriblemente equivocada. Deberías reaccionar en todo momento a cualquier leve señal de sensibilidad en el tendón de Aquiles y descansar.
  • El tendón de Aquiles se cura lentamente y con dificultad porque tiene un suministro escaso de sangre. Este largo proceso curativo provoca que el tendón de Aquiles se endurezca y se vuelva menos elástico debido a la formación de tejido cicatrizal, lo que contribuye a que el tendón de Aquiles sea aún más susceptible a lesiones provocadas por correr. Es una espiral negativa.
  • El tendón de Aquiles también se vuelve menos elástico con la edad, por lo que es frecuente que los corredores de avanzada edad tengan el tendón de Aquiles inflamado.

Ondt eller øm i hælen

Cómo tratar y prevenir la inflamación y la lesión del tendón de Aquiles

Para prevenir la lesión del tendón de Aquiles, te recomendamos que:

  • Te mantengas en buena forma física
  • Calientes antes de comenzar la actividad
  • Realices estiramientos tras terminar la actividad
  • Hagas ejercicios para fortalecer el tendón de Aquiles

Deberías centrarte en primer lugar en reducir la intensidad de los entrenamientos. Después de correr, puedes poner una bolsa de hielo en el tendón de Aquiles. Puede que no necesites dejar de correr pero deberías bajar la intensidad de los entrenamientos. No debes sobrecargar o sobreesforzar el tendón de Aquiles.
Asimismo, es importante evitar el sobreestiramiento de un tendón de Aquiles inflamado. Un estiramiento suave puede ayudar a mejorar el flujo de sangre, mientras que realizar un estiramiento excesivo del tendón sobrecargará o ejercerá demasiado esfuerzo en un tendón de Aquiles que ya tiene sensibilidad y está hinchado.

Recuerda: NUNCA estires un tendón lesionado hasta el punto en el que te resulte doloroso.
Evita provocar dolor en tu tendón de Aquiles. Te aconsejamos llevar plantillas. En muchos casos, las plantillas alivian la presión de tu tendón de Aquiles. También deberías evitar andar descalzo.

Cómo tratar la sensibilidad recurrente del tendón de Aquiles.
Para conseguir curarlo y que vuelva a la normalidad, coloca una bolsa de hielo en el área sensible durante 10 o 15 minutos. Normalmente es buena idea masajear el músculo de la pantorrilla y estirar bien antes y después de hacer ejercicio. Lleva zapatos que proporcionen apoyo a la parte débil del pie y compra plantillas que alivien la presión.
¡Presta atención a tu cuerpo! Si continúas sobrecargando el tendón de Aquiles a pesar del dolor, puede que acabes rompiéndolo.
El tejido inflamado y dañado suele tardar de 9 a 12 meses en curarse. Si el tendón de Aquiles se ha inflamado o se ha roto, el proceso curativo será largo.

Puedes hacer lo siguiente:

  • Masajear los músculos de la pantorrilla, pie, zona trasera del muslo, glúteos y espalda
  • Rehabilitación y fortalecimiento lento del tendón de Aquiles. Tu fisioterapeuta o doctor puede darte ejercicios para que los realices en tu casa.
  • Al mismo tiempo, las plantillas pueden aliviar y corregir la posición del pie.

¿Qué puede hacer Align Footwear?

En primer lugar, una plantilla le proporciona al pie un apoyo y una amortiguación óptimos. La plantilla se centra en corregir la posición de pie para reducir el riesgo de tener una lesión y prevenirla. También mejora el rendimiento.

Normalmente, una plantilla proporciona apoyo para el arco. Existen muchas variantes y marcas en el mercado que intentan paliar los diferentes problemas y necesidades que pueden ocasionarse al tener un estilo de vida activo y realizar actividades deportivas de forma habitual.

La mayor parte de las plantillas se centran en el arco, por lo que muchas tienen una cuña o almohadilla que sirve de apoyo para el arco.

Sin embargo, el enfoque de Align Footwear® en lo relativo a la salud del pie es nuevo. Hemos optado por no colocar un apoyo artificial bajo el antepié, como una almohadilla de compresión para el antepié. Esta era una solución común en el pasado. Desde nuestro punto de vista, las plantillas deberían estar diseñadas para controlar el tobillo, optimizar la potencia física y proporcionar espacio a todos los músculos bajo nuestro pie para que se muevan de forma natural. Si llevas plantillas con almohadillas de compresión, el pie está atrapado y los músculos del pie no pueden ejercitarse y fortalecerse.

Las plantillas Align Footwear® disponen de excelentes propiedades de amortiguación. Si corres de forma activa, saltas o te mueves más rápido que el resto de personas, nuestras plantillas alivian la presión de los músculos, ligamentos y articulaciones.

Si sientes dolor en los pies, te recomendamos que lo consultes con tu médico. Un doctor o un fisioterapeuta puede darte más información acerca de cómo está construido tu pie. Si tienes zapatos que no se ajustan correctamente, apretarán el pie y podrán causar incomodidad e incluso dolor no solo en los pies, sino también en tobillos, rodillas y cadera. Si no se alivia la presión de las articulaciones, músculos y pies o no se absorbe la presión de forma adecuada, pueden producir daño permanente y dolor crónico

Las plantillas Align Footwear® proporcionan una amortiguación eficaz.

Además de amortiguar, algunas marcas de plantillas proporcionan un apoyo adicional, particularmente si tu estilo de correr es sobrepronar o supinar. Si tienes una lesión en el arco o en el talón (fascitis plantar), puede que una plantilla le proporcione a tu pie el apoyo que necesita. Alivia la presión en lugares particularmente vulnerables.
Las plantillas Align Footwear® proporcionan:

  • Mejor alineación del cuerpo
  • Mejores condiciones de funcionamiento para los músculos del pie. Comprobarás cómo tu fuerza mejora aquí
  • Menos tensión en el cartílago articular, ligamentos, tendones y músculos
  • Menos lesiones
  • Patrones de movimientos más eficaces y apropiados
  • Mejor amortiguación
  • Menos fatiga física

Para alcanzar un rendimiento óptimo, las plantillas Align Footwear® disponen de tres puntos de apoyo patentados internacionalmente que optimizan el control, la estabilidad y el contacto entre los pies y el suelo.

Las plantillas Align Footwear® trabajan con el pie y crean las mejores condiciones de funcionamiento posibles para los músculos y ligamentos de la pantorrilla, tobillo y pie, y aseguran que se usen de la forma más natural posible en lo relativo al movimiento de pie.

Entre otros factores, las plantillas son el resultado de una investigación biomecánica intensiva sobre la cadena cinética. Nuestra investigación ha aportado nuevos conocimientos sobre cómo se distribuye la presión por toda la suela del pie en diferentes tipos de pie (pies que pronan, neutrales y que supinan).

Nuestras plantillas fortalecen los músculos del pie y por tanto optimizan el progreso a la hora de realizar un entrenamiento deportivo. Las plantillas se centran en corregir la posición del talón con el objetivo de que la rodilla, la cadera y los hombros también se alineen para conseguir una posición natural y equilibrada. El diseño en múltiples capas de nuestras plantillas provoca que existan diferentes tipos de rigidez en la suela exterior y la entresuela del zapato para optimizar el contacto con el suelo y así estabilizar y alinear de forma óptima el cuerpo. De esta manera se consiguen las mejores condiciones de rendimiento y por tanto se mejora la capacidad de conseguir los objetivos de entrenamiento.


Política de reembolso de 60 días

¡Si no le quedas satisfecho te devolvemos el dinero!

Ring til Mette Fly hvis du har spørgsmål

¿Tienes alguna pregunta?

Llámanos al +45 22 633 633
o mándanos un correo a contacto@alignfootwear.es